Embarazada

La odisea de cruzar el estrecho embarazada y en patera

“Fueron 18 horas siempre con los ojos cerrados porque tenía miedo y no sabía nadar, hasta que nos rescataron. Vine con otras siete embarazadas y éramos 54 personas en total en la patera. Bebí pis. Antes, en Marruecos mi tratante me embarazó y cuando le dije que quería irme, me vendió baratito como castigo. Me avisó: te voy a vender por 1.500 euros a gente que te va a maltratar”. La nigeriana Beauty (nombre ficticio) destripa cómo cruzó el Estrecho de Gibraltar encinta, aterrorizada por enfrentarse por primera vez a las olas después de ser vendida por una red de trata para explotarla sexualmente en España.

Ver más en fuente: El País

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *